viajar sola

Las personas que nunca han viajado solas a menudo describen su primer viaje en solitario como una experiencia casi religiosa. Asimilar un nuevo entorno no filtrado por los prejuicios, gustos o preferencias de un compañero de viaje puede ser algo embriagador. Viajar solo te da la oportunidad de darte el gusto.

Por supuesto, los viajes en solitario también tienen sus peligros, como la seguridad, la soledad y el temido suplemento para solteros. Pero un poco de preparación y sentido común puede ahorrarle dinero y ayudarlo a superar los momentos difíciles.

¿Por qué viajar sola?

Los viajes en solitario pueden ser lo último en auto-indulgencia; puedes descansar cuando quieras y no parar cuando así lo sientas. Otro beneficio es que tus errores son tuyos, y tus triunfos son aún más emocionantes. No hay de qué preocuparse si querer caminar todo el camino a través de la ciudad hasta llegar a un museo que estaba cerrado arruinó el día de tu pareja.

Además, puedes hacer exactamente lo que quieras hacer, todo el tiempo. ¿Quieres hacer surf? Hazlo, no hay nadie sentado en la playa aburrido mientras te lo pasas en grande. ¿No deseas ver las Cataratas del Niágara? Sólo pasa de largo.

Cómo viajar sola y con seguridad

Quizás la principal preocupación del viajero solitario o solitario es la seguridad. Sin un compañero que te cuide las espaldas, en principio eres más vulnerable a los criminales y a los estafadores, así como a las simples preocupaciones de salud. Pero el dicho “seguridad en los números” no es necesariamente cierto: un viajero solitario puede integrarse más fácilmente que un grupo, y no llamar la atención como turista es una manera de mantenerse seguro.

Aquí hay algunos consejos de seguridad para viajar sola:

Conoce cuánto tiempo y cuánto cuesta llegar desde el aeropuerto al hotel o al centro de la ciudad. Es más probable que las viajeras que viajan solas sean “llevados a dar un paseo”, así que pídele al taxista una tarifa estimada antes de salir. Si es considerablemente diferente de lo que sabes que es verdad, toma un taxi diferente (u opta por un viaje compartido).

Reserva un hotel con recepción las 24 horas si vas a llegar tarde, para que no termines durmiendo en tu coche o algo peor.

Se tu mejor consejo; si no se siente bien, no lo haga.

Lleva encima siempre tu identificación.

Ves por lugares abiertos y públicos, especialmente por la noche.

Desprende confianza y camina con determinación.

Evita parecer un turista. Deshazte de la camiseta de Disney y no camines con tu cara en la guía.

No llames la atención usando ropa llamativa o joyas.

Miente un poco. Cuando pidas instrucciones, no deje ver que estás sola: “¿Puedes indicarme dónde está el museo? Tengo que encontrarme con un amigo.”

Revisa mapas y horarios de los transportes antes de salir del hotel/tren/autocaravana/oficina de turismo. Un viajero solitario que está demasiado absorto en su teléfono puede ser objetivo para tipos desagradables.

Deje una copia de tu itinerario a un amigo o un familiar en casa, y mantente en contacto regularmente por teléfono, texto, video chat o correo electrónico.

Confía en todos y en nadie

Una de las mejores razones para viajar sola es conocer gente nueva, pero esto también te hace más vulnerable. Está bien pasar el rato, viajar y compartir con nuevos amigos, pero es posible que no quieras pedirles que guarden tu dinero. Los estafadores a menudo pueden ser los compañeros más encantadores que encontrarás; quiere ser de mente abierta, pero manten la guardia lo suficientemente alta para garantizar tu seguridad.

Cómo evitar el suplemento único

Los viajeras frecuentes que viajan solas están muy familiarizados con este suplemento único, que los operadores turísticos, las líneas de cruceros y los hoteles a menudo añaden a su factura para compensar el hecho de que no están ganando dinero con un segundo ocupante. El suplemento puede oscilar entre el 25 y el 100 por ciento del costo del viaje, lo que significa que podrías terminar pagando el doble que alguien que viaja con una pareja.

Hay varias maneras de evitar el suplemento individual. Puedes evitarlo por completo reservando con un operador turístico que ofrezca una combinación de compañeros de habitación. Al encontrarte un compañero de cuarto, la compañía maximiza su propio beneficio en cada habitación y te ahorra el suplemento por habitación. El truco es, por supuesto, que tendrás que compartir habitación con un extraño. Si le preocupa, ponte en contacto con el operador turístico y comprueba qué tipo de procedimientos utilizan para combinar con los compañeros de habitación. Algunos emparejan a las personas al azar, mientras que otros harán un esfuerzo para poner en común las personalidades complementarias.

A veces se puede ahorrar dinero reservando en el último momento. Los operadores turísticos deseosos de vender sus últimas plazas pueden estar dispuestos a reducir su suplemento habitual por habitación individual.

No es para todo el mundo, pero también puedes considerar la posibilidad de alojarte en un albergue, que cobra por cama en lugar de por habitación.

Consejos para cenar sola

Comer sola no es tan malo. Muchos viajeros solitarios (y viajeros de negocios frecuentes) odian cenar solas, preocupados de que se vean como un Willy Loman desgastado del camino. Incluso hay un nombre para ello: solomangarephobia. Los siguientes consejos pueden ayudarle a superar lo que para muchos viajeros es el aspecto más desagradable de ir sola.

Habla con la gente del servicio.

El café o la comida al aire libre es a menudo atractivo para los viajeros solteros; sentarse solo con un libro en un café no es tan inusual como una mesa para uno en un restaurante de lujo.

Elija un asiento de mostrador o un asiento en la barra.

Ves a un restaurante que tenga cabinas, que ofrecen más privacidad.

Llévate libros y/o revistas. Si empiezas a sentirte incómodo sentado solo y mirando la comida, puedes abrir un libro, sacar el teléfono o leer una revista.

Si no quieres soportar otra comida pública sola, usa el servicio de habitaciones o pide comida para llevar en un restaurante cercano.

Come bien. El hecho de que estés solo y huyendo no significa que no debas tomarte un tiempo para comer sentado, una taza de café o un postre decadente.

Cuando ya estás harto

El constante aporte sensorial y la vigilancia de viajar solo puede desgaste. Si sientes que tu atención o tu cuerpo se debilita, no tengas miedo de retroceder en tu ambicioso itinerario, disminuir el ritmo y relajarte un poco.

Cuando viajes al extranjero, busque un bar de expatriados -los locales a menudo sabrán dónde están- donde puedes pasar el tiempo y hablar tu lengua con algunos compañeros expatriados y viajeros.

 

Image Credit

Síguenos en #brosnitravel

ENVIO EN 48 HORAS

En todos los pedidos a destinos en la Península. 3-5 días Baleares.

DEVOLUCIONES GARANTIZADAS

Total satisfacción con devoluciones gratuitas en cada compra.

PAGO SEGURO

SSL en todas las transacciones con el fin de garantizar la seguridad de tu pedido.

GARANTIA BROSNI

2 años de garantía. Productos están hechos para durar!

×